[OPINIÓN] Descentralizar de la mano de las universidades regionales

sin-titulo

Una columna en El Mercurio de Sergio Bravo, rector U. de la Frontera, sobre la posibilidad de promover que una cantidad importante de doctorados puedan elegir ubicarse en regiones.
Nunca antes en la historia reciente hemos estado tan cerca de iniciar decididamente un proceso de descentralización para el desarrollo de un Chile más homogéneo.

No solo por el crucial avance que tuvo hace algunas semanas el proyecto de ley que reemplaza la figura de Intendentes por la de Gobernadores Regionales electos por votación popular o sufragio universal, sino porque desde la discusión de la Reforma a la Educación Superior, los parlamentarios tendrán en sus manos el poder de empujar definitivamente la puesta en marcha una política pública que incentive la descentralización por medio del incentivo a la distribución equitativa del capital humano avanzado de Arica a Punta Arenas.

Qué duda cabe que Chile adolece de excesiva centralidad en la toma de decisiones. Todo el poder —político, económico cultural y social— se encuentra arraigado en Santiago o sectores cercanos. Esta situación ha generado que el capital humano avanzado —esa porción de población que Theodore W.Schultz definió como sinónimo de educación y formación al más alto nivel llamada a convertirse en el nuevo motor del crecimiento económico— se concentre también en la capital en claro desmedro del bienestar de todo el territorio nacional.

Las universidades públicas regionales nos hemos esforzado por hacernos cada día más atractivas ante la percepción de este capital humano avanzado.

Utilizando diversas estrategias buscamos que apuesten por integrarse a nuestra vocación misional de contribuir a la construcción de un Chile más igualitario, empujando el desarrollo de los territorios a ¡os que servimos.

Sin embargo, esta tarea de seducción no ha estado exenta de obstáculos estructurales derivados de un esquema de entrega de recursos basado en la competencia, que vuelve a reproducir una y otra vez, la lógica del centralismo de que quien tiene más, apalanca más.

“Las universidades públicas regionales hemos alzado nuestras voces demandando del Estado un trato justo e igualitario, en el convencimiento que la priorización de nuestras instituciones es la vía rápida y el complemento perfecto a una política nacional de descentralización particularmente ahora que la misma reforma obliga a las universidades a vincularse con su entorno. Somos las universidades los polos naturales de atracción de este capital humano avanzado, y las llamadas a convertirnos en agentes catalizadores de las demandas de nuestros territorios.

Nuestra clase política tiene hoy la oportunidad única de revertir esta historia de desigualdad.

La discusión legislativa del proyecto de reforma a la educación superior propuesto por el Ejecutivo, abre la posibilidad de promover que una cantidad importante de doctorados que están regresando al país como consecuencia del programa de Becas Chile, por ejemplo puedan elegir ubicarse en nuestras universidades regionales y poner sus conocimientos y competencias al servicio de este deseo de ser un país equitativamente desarrollado.

Sin embargo, para que este anhelo se concrete, resulta crucial la voluntad política del Ejecutivo y el Legislativo, para priorizar —en el marco de la Reforma Educacional— el apoyo del Estado hacia sus universidades regionales.

El proceso de discusión parlamentaria que se avecina tiene pues la oportunidad de escribir una historia distinta para nuestras comunidades regionales, una que tenga presente que el desarrollo llegará a nuestras regiones cuando contemos con el talento suficiente y adecuado para empujarlo, con pertinencia local y mirada global desde nuestros territorios.

Sabemos que las expectativas sobre la Reforma son muchas y variadas; y los recursos escasos. En un escenario así, priorizar es la tarea clave y de eso, poco hemos escuchado. Nos preocupa como universidades públicas regionales, el escaso énfasis que el proyecto actual tiene sobre nuestras demandas escenario que nos deja tan cerca y a la vez tan lejos, de conseguir un Chile descentralizado.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s