“Impuesto al titulado”: Una idea para financiar la gratuidad universal

sin-tituloFuente: El Mercurio.

En medio de las críticas que ha recibido la fórmula del Ejecutivo para financiar la gratuidad –en base al crecimiento económico del país–, comienza a escucharse cada vez con mayor frecuencia la idea de que esa política se financie a través de un “impuesto al graduado”.

Esto consistiría, a modo general, en que los jóvenes estudien una carrera en forma gratuita y después, cuando sean profesionales y trabajen, paguen un impuesto, de acuerdo a sus ingresos, que se utilice para financiar a los nuevos estudiantes.

La idea ha sido planteada por varios rectores de universidades en la Comisión de Educación de la Cámara de Diputados, donde actualmente se tramita el proyecto de educación superior. Uno de ellos es el rector de la U. Alberto Hurtado (UAH), Eduardo Silva S.J., quien afirma que esa fórmula sería “más viable” para financiar efectivamente la gratuidad. “Yo creo en la gratuidad universal, pero la meta debe ser posible, porque si va a ser en 40 años más, estamos haciendo una promesa incumplida”, señala. El rector argumenta que “un profesional es un bien para Chile, pero también es un beneficio personal”. Por eso, sostiene que “es posible devolver al sistema lo que me ha dado gratis”. “Antes era el servicio público, me mandaban al sur para que yo atendiera durante dos años, pero hoy día lo que necesitamos es plata”, remarca.

En cuanto a la propuesta, detalla que sería “una especie de sistema de reparto invertido, porque permite que los que ya estudiaron financien a los más jóvenes, que están estudiando. Y ahí los números nos acompañan, porque son más los viejos que los jóvenes. Y, al ser contingente al ingreso, es un impuesto que no es regresivo”.

Por su lado, el presidente de la Comisión de Educación, Alberto Robles (PRSD), afirma que le parece “una idea sumamente interesante”, y “mucho más viable y racional” que la propuesta original del proyecto, y que además se aplica en otros países, como Australia. “Me parece que cumple con uno de los requisitos que tiene un bien como la educación superior, que es un bien público, y por lo tanto el Estado lo financia mientras estudias, y también es un bien privado, porque logras satisfacer tus propios requerimientos como persona; por lo tanto, debes devolverle al Estado, que te ayudó a educarte”, señala. Dice que también le parece “razonable” que el impuesto sea en relación al “nivel de ganancias” que obtenga la persona al ejercer su profesión. “Si a alguien le va mal, puede que no tenga que pagar ningún tipo de impuesto, pero si le va bien y gana millones está bien que pague un porcentaje de impuesto, porque el Estado le permitió estudiar para que llegara a lo que llegó. Ahí hay una cosa razonable. A mí me gusta la idea”, afirma. De todas formas, aclara que una propuesta de ese tipo sólo puede ser introducida en el proyecto de ley por el Ejecutivo. Por eso llama al ministro de Hacienda, Rodrigo Valdés, a “darle una vuelta” a esta idea. “Creo que el ministro de Hacienda le tiene que dar una vuelta a este tema, porque me parece súper interesante”, afirma.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s