Michael Apple: “Chile es el laboratorio para el resto del mundo en reformas erróneas”

Sin títuloFuente: Universidad de Playa Ancha

Michael Apple, sociólogo estadounidense considerado uno de los cincuenta especialistas de la educación más relevantes del siglo XX, en conversación que se dio en el marco de su visita a Chile en el contexto del ciclo de conferencias “Poder, Conocimiento y Reforma Educativa: Visión de Conjunto”, organizado en conjunto por el Departamento de Educación de la Facultad de Humanidades de la USACH y la Facultad de Ciencias de la Educación y la Escuela de Postgrado de la Universidad de Playa Ancha, advirtió que “Chile es el laboratorio para el resto del mundo, en lo que considero, reformas erróneas”.

– ¿Cuál es su impresión respecto al proceso de reforma que vive Chile en materia educativa?

Chile es el laboratorio para el resto del mundo en, lo que considero, reformas erróneas. Permítame mencionar dos o tres. La primera son los “vouchers”. No existen pruebas en el mundo, en ningún lado, de que los “voucher” disminuyan la desigualdad. De hecho, muchas veces la aumentan aunque se diga que es “más democrático”. Es más democrático para los padres ricos y menos democrático para otros, aun cuando se van a subvencionar los colegios y los efectos son aumentar la segregación de muchos padres que intentan construir comunidades de roles en los colegios, para mantener la cultura y la identidad de los niños pobres e indígenas. Tenemos numerosas pruebas en muchos países que han recibido la influencia del experimento chileno que debiera preocupar a la gente.

Hay otra reforma que me preocupa, que es el intento del gobierno actual, al que respeto mucho, yo apoyé a la Sra. Bachelet en un inicio, así como también apoyé a Barack Obama desde un principio. Por lo tanto, no se trata de la gente, se trata de las repercusiones escondidas de las políticas. El intento por profesionalizar a los docentes al evaluarlos según “muy bueno”, “bueno”, “no tan bueno” es un desastre y tiene una larga historia en el mundo.

Por último, me preocupa la reforma en sí. Una reforma a menudo significa un cambio, eso es lo que todos queremos, un cambio constante. Hay cosas que hay que defender, cosas que no hay que cambiar: la voz de los estudiantes, que tiene una larga historia en Chile; la participación de la comunidad, que ha tenido una larga historia en Chile especialmente después de la dictadura.

Lee la entrevista completa acá.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s